“Manifiesto”… un neomanifiesto

(vía: http://missingstudio.com/blog/)

En Manifiesto Juan Manuel de J. Escalante realiza una extraña operación de encuentro (en los límites del enfrentamiento) entre varias formas discursivas. Así fragmentos de ideas, fotografías, ilustraciones , entradas de su blog, enunciaciones académicas y poéticas… todo se entremezcla configurando un especie de hipertexto que interpela al lector remitiéndolo, tanto a un profundo recuerdo que parecía perdido, como a un artículo de la wikipedia.

Además, no conforme con las diversas formas enunciativas, Escalante confronta escalas temáticas disímbolas, habla sobre lo íntimo y lo público, sobre lo micro-cotiano y las redes informáticas, sobre el espacio que produce una taza de café y el espacio digital generado por códigos, habla sobre espacio desde la contemporaneidad.

El ocultamiento es notorio en Manifiesto, un libro que al parecer, pretende ubicarse en lo escondido, en la periferia de “la academia”, “las instituciones”, “los grandes discursos”, un ocultamiento que mas que buscar pasar desapercibido, comprende las posibilidades de situarse desde el margen, de conectarse con los otros lugares y las otras voces que han sido ignoradas.

Manifiesto es una paradoja de los manifiestos de la modernidad, tal vez un neomanifiesto. No es un discurso inamovible y dogmático, no es la posibilidad de salvación ó de reconciliación con nuestro tiempo, sino un documento sombrío de denuncia, un hipertexto que desde múltiples escalas y formatos critica el sin-sentido hacia donde el sistema económico-consumista está arrastrando a las ciudades.

Bueno para terminar les cuento que al igual que todos los libros que realmente pertenecen a este tiempo, Manifiesto tiene infinidad de lecturas e interpretaciones, es un texto abierto que en lo personal disfruté leer. En fin, un libro intensamente recomendable.

Adquirir un ejemplar físico y descargas en pdf en: http://diasgrises.wordpress.com/2010/01/15/manifiesto-nuevo-libro/

Ehécatl Cabrera.


About this entry